Inyecciones anticonceptivas

¿En qué consisten las inyecciones anticonceptivas? Este tipo de inyecciones anticonceptivas se aplican mediante una inyección en el glúteo cada mes o cada 2 o 3 meses.

Una inyección anticonceptiva trimestral es la denominada Depo-Povera cuyas funciones son las de impedir la ovulación, modificar la mucosidad cervical y producir cambios en las membranas dérmicas del útero.

Las mujeres que optan por las inyecciones anticonceptivas se libran del tedioso control diario que ofrecen otros sistemas anticonceptivos, tiene buena efectividad y puedes olvidarte durante 3 meses. En cambio, se puede apreciar un cambio en el metabolismo que acabe convirtiéndose en un aumento de peso, dolor en los pechos o irregularidades varias…

Inyecciones anticonceptivas

Nombres de inyecciones anticonceptivas mensuales y bimensuales:

Mensuales:

– Nomagest
– Topasel
– Mesigina
– Diprosone

Bimensuales:
– Noristerat

Efectos secundarios:

Las inyecciones anticonceptivas presentan en algunos casos molestias varias y efectos secundarios que al igual que otros medios anticonceptivos se deben llevar mediante la supervisión del ginecólogo.
Entre algunos de estos efectos secundarios destacan:

– Inflamaciones
– Dolor en las piernas
– Dolores de cabeza
– Nauseas
– Vómitos
– Inflamación en los pechos
– Aumento de peso
– Pérdidas de sangre fuera de tiempo
– Irregularidades en la cantidad de menstruación
– Disminución del deseo sexual
– Irritación o depresión
– Acné
– Cambios en la presión arterial

Muchas mujeres deben evitar utilizar las inyecciones anticonceptivas si son fumadoras habituales o si sufren de hipertensión sanguínea, de igual forma no se recomienda para mujeres con problemas cardiacos o con problemas en el hígado o que tengan un amplio historial de dolores de cabeza…etc.

Se recomienda siempre acudir al ginecólogo para que éste profesional nos guíe en todo lo necesario y nos recomiende el sistema anticonceptivo más adecuado a nuestra fisiología.